2.jpg

SOBRE NOSOTROS

Dedicación y amor por el chocolate, fuera del molde
María Teresa Zarzar.jpg

Ser portador del título de oveja negra en una familia implica ser el diferente dentro de un grupo donde todos son iguales. Y es que dentro de un rebaño, una oveja negra se diferencia con facilidad del resto de las blancas ovejitas.

Aunque para muchos puede tener una connotación negativa, para nosotros ser la Ovejita Diferente -la ovejita negra- nos llena de orgullo. 

Lo que nació como una anécdota familiar, hoy es el título que nos impulsa a salirnos de lo predefinido, del molde. Es nuestra misión, por opción, hacer las cosas diferente.

En Ovejita Diferente elaboramos cada nuestras piezas de chocolate con el compromiso de estar siempre a la vanguardia pero, al mismo tiempo, mantenernos fieles a los principios que forman parte de la esencia de nuestro trabajo desde hace 11 años.

 

Soy María Teresa Zarzar, una ovejita diferente apasionada por el chocolate.